El gobierno cubano ofreció el primer paquete de medidas para apaciguar a la población a 3 días de inéditas protestas.

De manera temporal y hasta el 31 de diciembre, permitirán que los viajeros ingresen a la isla con alimentos y medicamentos.

Cuba importa el 80% de lo que consumen sus 11.2 millones de habitantes y facilitar la entrada de bienes de primera necesidad fue uno de los llamados de las multitudinarias protestas del 11 y 12 de julio ante una fuerte escasez de comida y medicinas, agravada por la peor crisis económica en tres décadas.

También se adelantó que habrá una pronta mejoría en la generación de electricidad para evitar los apagones que tanto irritan a la población y una mejoría en la producción nacional de medicamentos, actualmente deficiente por la falta de materias primas.